“Había grandes redes de conexión entre los Andes y el Río de la Plata”

Seguimos en la búsqueda de saber cómo era cada región del área metropolitana antes de la conquista y colonización europea. En esta oportunidad, hablamos con el arqueólogo Mariano Bonomo de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), quien nos dio un pantallazo sobre los distintos pueblos que habitaban las tierras del actual conurbano y nos brindó información sobre los sitios arqueológicos hallados en el partido de La Matanza. El especialista también se refirió a la falta de una legislación provincial, mencionó algunos intereses económicos y consideró viable reformas que garanticen la participación de los pueblos originarios en la ley arqueológica, aunque aclaró:  “Todo el patrimonio es público, seas indígena o no”.

Escuchar entrevista:  MP3 at 16.2 mb

1044076_159372607583436_1494905325_nx

Dibujo del holandés Levino Hulsio para el libro de Ulrico Schmidl. Avance indígena sobre Buenos Aires en 1536.

Sobre las comunidades que estaban presentes en la zona Metropolitana antes de la llegada de los europeos, Bonomo explicó: “Básicamente en esa área existían tres grandes grupos: los querandíes, que mencionan las crónicas. Hubo mucha discusión sobre si realmente estos grupos podían llegara ser tehuelches o no, eran cazadores recolectores, vivían en todo lo que son los alrededores de la fundación de Buenos Aires, por eso aparecen en las primeras crónicas y se movían desde el Río de La Plata hasta las Sierras de Córdoba”.

“Tenemos el otro gran grupo que son los guaraníes, de origen amazónicos. Se originan probablemente en el sudoeste del Amazonas y tuvieron una gran expansión territorial, ocuparon casi toda la costa de Brasil, gran parte de la cuenca del Plata, los ríos Paraguay, Uruguay y Paraná, algunos tramos del amazonas, el Chaco. El límite sur de su gran migración a lo largo de toda Sudamérica es el Río de La Plata y por eso  los encontramos en los momentos de la conquista en los alrededores de Buenos Aires y el área Metropolitana, unos dos, tres siglos antes que llegaran los europeos en el siglo XVI”, precisó.

“El tercer grupo serían los chaná o chaná timbú, que eran grupos que vivían en las islas, básicamente del Paraná, que construían montículos para contrarrestar los efectos de las inundaciones. Tendrían una economía mixta, es decir que utilizaban tanto recursos silvestres como recursos cultivados. Se pensaba que los únicos que tenían algún tipo de agricultura eran los guaraníes y a partir de estos estudios estamos viendo que había otros grupos en el área también tenían cultivos y había agricultores”, resaltó.

PAGOS MATANCEROS

En los partidos aledaños al río Matanza hay relatos acerca de batallas entre españoles y originarios en tiempos de la conquista. Consultado sobre este punto, Bonomo contó: “El nombre de Matanza viene un poco de las crónicas. Que yo sepa no se han encontrado sitios en la zona que evidencien estas batallas, esta violencia, que ha existido”.

No obstante, sí hay evidencias de la ocupación originaria en el territorio. “Desde el siglo XIX se han encontrado sitios en lo que es la cuenca Matanza Riachuelo. Desde los estudios de Francisco Pascasio Moreno, cuando era director del museo de La Plata, (quien) encontró algunos sitios en la zona. Después tenemos los sitios de Carlos Rusconi, Florencio Villegas Basavilbaso, en las primeras décadas del siglo XX”.

Estos sitios detectados estaban constituidos “por varios hallazgos de alfarería, que eran fragmentos de recipientes hechos con arcilla, utilizados para cocinar la comida, para transportar líquido, para almacenarlos. Esta cerámica era generalmente lisa, no tenía ningún tipo de decoración, pero cuando aparecía decorada, aparecía pintada de rojo o con algún tipo de incisión en formas de líneas rectas, o zigzag. Aparecen también artefactos líticos, herramientas hechas de piedra, sobre todo elementos para cazar animales, puntas de flecha, bolas de boleadoras o para procesar, para cortar la carne como cuchillos de piedras, morteros. Esos son los elementos más comunes que aparecen en esos sitios”.

GRANDES REDES DE CONEXIÓN

Lejos de pensar a los pueblos originarios del Río de la Plata como “simples, aislados, pequeños”, estas tierras eran habitadas por culturas de gran dinámica e intercambio. “Se ha reconstruido desde el punto de vista arqueológico los modos de vida de estos grupos, como vivían, en que recursos consumían, por donde se movían. Para eso nos sirven las piedras (que) aparecen por la zona, que son tanto del área de Tandilia como piedras que vienen del río Uruguay. Cómo circulaban estos elementos nos pueden dar un poco la idea de por dónde se movían estos grupos o con que otro grupo mantenían algún tipo de interacción, intercambio, trueques”, explicó.

“Por ejemplo en los alrededores de la Estación Querandí, Villegas Basavilbaso encontró una cuenta hecha con cobre. El cobre llegaba del área andina, o sea que se está hablando de circulación de objetos por grandes y largas distancias, que llegaban a través de grupos intermediarios. Estas grandes redes de conexión que hacían que llegaran objetos de la cordilleras de los Andes hasta el río de La Plata está mostrando una fuerte interacción, un fuerte movimiento, unas redes sociales muy establecidas que hacían que estos objetos llegaran con cierta frecuencia a la zona”, agregó.

INTERESES ECONÓMICOS

Bonomo  destacó que tuvo una muy buena interacción con los municipios con los que trabajó en la costa atlántica bonaerense, como Lobería, de Tres Arroyos. “El problema en Buenos Aires es la falta de una ley provincial que regule todo lo que es el patrimonio cultural, paleontológico y arqueológico. Eso no está, eso es una falencia que hace que por ahí ciertas cosas que deberían estar funcionando, no funcionan del todo bien”, apuntó.

“Hubo una primera ley que recibió media sanción en Diputados y después Senadores no lo aprobó, y después hubo intentos de presentar una nueva ley consensuada por distintos equipos de arqueología y nunca llegó a buen puerto”, agregó el especialista de la UNLP.

Consultamos por qué existe este vacío en la Provincia y nos contestó: “Creo que en parte por los intereses económicos, porque en otras provincias donde está bien regulado, se hacen estudios de impacto cada vez que hay remociones de tierra, obras de minería, construcción de rutas; siempre genera cierta rispidez o temor que los estudios arqueológicos frenen el avance de estas obras. cosa que no es del todo real. Muchas veces las empresas o este tipo de emprendimientos terminan viendo como estos estudios arqueológicos también ayudan a conocer sobre el pasado que nos pertenece a todos”.

Entre los intereses económicos existentes, Bonomo destacó:  “La minería en la provincia de Buenos Aires es una actividad de las más importantes del país. Generalmente se mira la minería en la Cordillera de los Andes pero también está toda la minería del cemento, es importante y tiene un impacto fuerte con lo que pueden ser la destrucción de sitios arqueológicos. Pienso en el caso de toda la explotación de conchilla en la costa del río de la Plata donde están estos cordones que fueron generados por las ingresiones marinas. Estos son los lugares donde se asentaban las poblaciones indígenas. Esas conchillas se extraen y desaparecen los sitios arqueológicos que pueda haber”.

“Si uno hiciera estudios de impacto se rescataría el material y se seguiría explotando la conchilla tranquilamente. Esa falta de legislación hace que esas cosas sucedan y que no haya ningún control al respecto”, agregó.

PARTICIPACIÓN INDÍGENA

Aquí llegamos a otro de los puntos de la entrevista: la visión de los pueblos originarios. En el Gran Buenos Aires se han efectuado estudios de impacto sin contemplar la participación indígena y de los pobladores locales quienes denuncian la destrucción de patrimonio sagrado. Ya son muchas generaciones de académicos y comuneros originarios con posturas encontradas sobre los vestigios ancestrales en el país. Actualmente, está reconocida la participación indígena cuando hay restos humanos, pero no en el patrimonio arqueológico en su totalidad. Distintos sectores proponen una reforma para garantizar esta participación de los pueblos originarios. Por ejemplo, el INADI en el 2005 en el documento Hacia un Plan Nacional contra la Discriminación, propuso varias reformas legislativas entre ellas dos que involucran lo arqueológico y los derechos indígenas.

15. Promover la sanción de una ley que restituya a los pueblos indígenas sus lugares sagrados, garantizando su participación en el proceso.

16. Promover la adecuación de la ley No 25.743 de protección del patrimonio arqueológico y paleontológico con el fin de reconocer el derecho a la participación de los pueblos indígenas en la gestión y preservación de los sitios arqueológicos.

Fuente: http://inadi.gob.ar/uploads/publicaciones_inadi/varios/plannacional.pdf

¿Es un cambio posible en la política arqueológica argentina? “Sí, creo que sí, que es posible, incluso varios equipos lo están implementando sobre todo en lugares como el NOA donde la conexión con las poblaciones indígenas es mucho más palpable que en otras regiones. Eso está funcionando en muchos lugares, lo que pasa es que hoy en día depende de cada grupo de investigación y cada arqueólogo. Si eso entrara en la ley también ayudaría a que sea una cosa generalizada y que sirva para todos, tanto para las comunidades como para los arqueólogos”, respondió Bonomo.

“No debe existir esta rivalidad ‘ciencia religión’ que a veces trata de establecerse. Nosotros creemos que ese diálogo debe existir, que es muy productivo. Tenemos mucho para aprender, nosotros por un lado, y creemos desde nuestra humilde posición que podemos ayudar generando conocimiento a conocer parte del patrimonio cultural de nuestro país a partir de nuestras propias investigaciones”.

Otra de las consultas a Bonomo fue si en sus investigaciones en Buenos Aires se había contacto con sectores indígenas, y contestó: “En lo que es la costa de la Provincia de Buenos Aires cuando hice mi tesis doctoral no tuve un gran acercamiento, no hubo nadie que se acercara ni yo conocí comunidades que estuvieran en la zona trabajando. Ahora que estamos en la zona de Entre Ríos sí tuvimos un acercamiento con una persona que se llama (Blas Wilfredo) Omar Jaime, que es un descendiente chaná que se dio a conocer hace unos años, él conoce una lengua que se pensaba desaparecida hace más de 100 años”.

Una mirada rígida limita a los descendientes directos la posibilidad de hacer reclamos sobre el patrimonio arqueológico aborigen. Esto dejaría afuera por ejemplo a los grupos de distintas identidades originarias en relación a los sitios ancestrales del Gran Buenos Aires. Al respecto, Bonomo expresó: “Yo lo que pienso es que todo el patrimonio es público, seas indígena o no. También me parece importante que se apropien de ese patrimonio la gente que vive en el mismo lugar que habita, el mismo suelo, el mismo territorio. Me parecen importantes los reclamos indígenas, pero también  me parece que no tiene que haber un límite: ‘puedo reclamar porque soy indígena o no puedo reclamar porque no soy indígena’, lo que tenemos que garantizar con los estudios arqueológicos es el derecho a conocer”, concluyó.

El territorio bonaerense guarda muchos secretos de su pasado milenario y ese legado reclama respeto.

Artículo sugerido:
– Arqueología y etnohistoria de la región metropolitana: las sociedades indígenas de Buenos Aires Por Mariano Bonomo y Sergio Latini 


Agassaganup O Zobá (La luna los hará arrepentir)
Los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Programa de pueblos originarios, producido en el Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Querandí Telomián Condié.
Facebook: Agassaganup O Zobá
Twitter: Agassaganup_
Blog: agassaganup.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s