“Los alumnos aprendieron el trabajo comunitario en Punta Querandí”

Estudiantes secundarios de Tortuguitas visitaron el predio público y sagrado de los pueblos originarios, en conflicto con los barrios privados en el norte de Tigre y sur de Escobar. En el marco de un proyecto de vivero que lleva adelante la institución escolar, transplantaron árboles nativos, pintaron carteles y ayudaron a refaccionar las paredes del salón comunitario. Agassaganup O Zobá participó de esta jornada, que se realizó el 3 de octubre.

Escuchar entrevistas: 
Profesor Emilio Garraza:  MP3 at 1.9 mebibytes
Profesor Matías Volker: MP3 at 1.5 mebibytes
Director Luis Pais: MP3 at 1.8 mebibytes

SAM_0670_resize

“Plantamos árboles e hicimos el fuego”, resumen dos de los alumnos más chiquitos (de segundo año) de los 30 estudiantes que recorrieron este predio que posee restos arqueológicos milenarios, ubicado entre el Canal Villanueva y el Arroyo Garín. La visita de la Escuela 337 de Tortuguitas, partido de Malvinas Argentinas, dejó una importante enseñanza a los chicos, aseguró su director: “Aprendieron el trabajo comunitario, en grupo”.

La institución educativa lleva adelante un vivero de especies autóctonas  y desde ese proyecto se contactaron con la lucha de Punta Querandí. Allí, el Movimiento en Defensa de la Pacha (MDP) protege una zona rica en naturaleza, cultura e historia indígena, que está amenazada por los mega emprendimientos inmobiliarios. Muchos cementerios ancestrales han sido destruidos o tapados por los barrios privados que se levantaron sobre los humedales continentales del río Luján desde la década de los 90’.

El director Luis Pais, entusiasmado con el resultado de la visita, dijo segundos antes de partir en el micro escolar que la idea es que “los árboles nativos que estamos produciendo en el vivero estén a disposición y seguir trayendo” para colaborar en la reforestación del lugar. También adelantó que van dar a conocer la existencia de Punta Querandí en otras escuelas de la región.

Fue tanto el entusiasmo que, a los pocos días, desde esta escuela se comunicaron con el MDP para avisar que el 24 de octubre realizarán una segunda jornada, esta vez acompañados por otro colegio de Tortuguitas. Además, los alumnos eligieron la expresión “Agassaganup O Zobá” (la luna los hará arrepentir, en lengua querandí), para el estandarte de la 337, que ya ‘estrenaron’ en un encuentro de estudiantes secundarios y música sikuri.

El directivo describió que vio a sus alumnos “super enganchados, entusiasmados. En un momento estaban todos en distintas actividades: algunos pintando carteles, otros plantando árboles, otros viendo el paisaje. La verdad un clima de cooperación, agradable; muchos preguntando cuándo volvíamos (a repetir la jornada). Básicamente es una zona arbolada, un canal, pero a los chicos les encantó”.

Punta Querandí tiene una gran ventaja, además de que se entrecruzan las problemáticas ecológica, histórica y ciencias sociales: “Está cerca y facilita que se pueda concretar la visita”, expresó.

“APALEAR LA PÉRDIDA DE DIVERSIDAD”

Matías Volker es el profe a cargo del proyecto del vivero de la escuela. Y nos explicó: “una de las cosas que trabajamos en el aula, y que hicimos el nexo con esta zona, es la pérdida de biodiversidad por introducción de (otras) especies. Y acá lo que encontramos son sauces criollos que nos sirve para trabajar temas ambientales que se complementaría con la problemática de Punta Querandí”.

“Las especies que trajimos son un árbol que se llama timbó y un arbusto, ceibillo, que son nativos de acá de las pampas, y nos estamos llevando sauce criollo que es una especie que nos faltaba en el vivero”, contó.

Sobre el proyecto, Matías explicó que “está destinado al cultivo y reproducción de especies nativas de las pampas, para apalear la pérdida de biodiversidad que tenemos en la región nuestra y en especial en la localidad de Tortuguitas”.

“SIN EL OTRO NO EXISTIMOS”

La 337 se conectó con Punta Querandí a través de uno de sus profesores, Emilio Garraza, quien participa de la lucha desde hace algunos años. “La idea es acercar a la escuela lo que son las culturas originarias”, expresó en diálogo con Agassaganup O Zobá.

“Con Matías estamos trabajando el tema de árboles autóctonos de la pampa húmeda, él propuso encontrar algunas especies que nos faltaban en la escuela. (Hace unas semanas) vinimos a Punta Querandí y nos encontramos con dos especies que nos faltaban: sauce criollo y tala”, describió el docente.

“Decidimos traer a los chicos, acercarlos desde la parte de la botánica, pero en el caso mío específicamente laburando todo lo que es el conocimiento de los pueblos originarios, la música y el trabajo comunitario, el complementarnos permanentemente; todo el tiempo intentar inculcarnos que sin el otro no existimos”, agregó Emilio.

Antes de emprender las distintas tareas en el terreno, los visitantes tuvieron una pequeña charla con integrantes del Movimiento en Defensa de la Pacha. Luego de plantar los árboles, restaurar el acampe y compartir la comida, “terminamos todos con una pequeña sikuriada con un grupo que estoy preparando para que aprendan a tocar la música comunitaria”.

Desde el 2010, unos 30 colegios de la Provincia de Buenos Aires (y un profesorado de Santa Fe) visitaron este pequeño espacio en disputa con fines de enseñanza “in situ”. Por el contrario, las autoridades municipales, provinciales y nacionales siguen sin garantizar la protección del sitio público, educativo, arqueológico y  sagrado.

SAM_0674_resize SAM_0675_resize SAM_0676_resize SAM_0677_resize SAM_0679_resize SAM_0680_resize SAM_0681_resize SAM_0682_resize SAM_0683_resizeSAM_0686_resizeSAM_0688_resize SAM_0690_resize SAM_0691_resize SAM_0693_resize SAM_0694_resize SAM_0697_resize


Agassaganup O Zobá (“La luna los hará arrepentir” en idioma querandí, una de las lenguas originarias del Río de la Plata)
Noticias de la Buenos Aires Indígena, desde el Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Telomián Condié.
Escuchanos los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Información Municipio por Municipio en nuestro blog: agassaganup.wordpress.com
Facebook: Agassaganup O Zobá | Twitter: Agassaganup_

“Es importante incorporar la producción del conocimiento colectivo”

Marta Salvatierra, docente de la Escuela Nº41 “Don José de San Martín”, en Tortuguitas, Partido de Malvinas Argentinas, participó en el programa “Agassaganup O Zobá”, por FM Fribuay, dónde habló sobre el proyecto que implementó en su colegio, llamado “Somos Pacha”, con el cual se busca recuperar las culturas ancestrales. Además planteó que propuestas de este tipo surgen por iniciativas de algunos maestros y maestras pero “no hay un mandato” en la estructura del sistema educativo.

El audio de la entrevista: 
MP3 at 6.3 mebibytes

Sobre el surgimiento de este trabajo, Marta decía: “Esta escuela está en Tortuguitas y nace principalmente teniendo en cuenta la comunidad, que como en gran parte de Gran Buenos Aires hay mucha gente del interior”.

“El proyecto se llama “Somos Pacha”, nace en el 2011, porque el grupo de docentes de la escuela teníamos la intención de revalorizar el tema de los pueblos originarios y más que nada hacer surgir todos los valores que están presentes en las familias de la comunidad que quizás a veces no se los rescata, nació con esa idea de sentirnos parte de la tierra y rescatar ese valor fundamental, esa comunión con la tierra” comentó la docente.

La estrategia fundamental que surgió al momento de incentivar a los y las niñas para que participen y se interesen, y que aún sigue funcionando en la actualidad, es la colaboración y coordinación con las madres y padres: “Las familias se acercaron a la escuela y se siguen acercando para contarnos las costumbres que tienen y hacer el conocimiento más sociable que la escuela normalmente no lo tiene en cuenta”.

“Uno de los ejes que atravesaba el proyecto era el tema de los valores de los pueblos originarios, pudimos trabajar con los chicos la armonía, el equilibrio, el sentido de pertenencia a la tierra, también es importante incorporar la producción del conocimiento colectivo, como conocían nuestros pueblos originarios” explicó Marta.

“En ese tramo del proceso conozco a Pablo en la Biblioteca Inti Huasi de Pedro Moreira, me comenta la situación de Punta Querandí y justamente la idea era también abordar la problemática de los pueblos originarios desde los conflictos que están inmersos en la localidad de cada uno” y es por esta razón que Marta, junto con sus compañeros y compañeras, decidieron hacer una visita al lugar: “Me pareció mas que interesante llevar a los chicos, sentí que vivenciar las actividades que ese día hicimos fue muy fructífero para el proyecto”.

“Me parece que es interesante que nos podamos encontrar los docentes en las diferentes localidades, en las escuelas, por eso Punta Querandí es un espacio altamente significativo, y poder volver a sus escuelas y apostar de nuevo, seguir el proceso, e incorporar lo que se enriqueció en la diversidad de cada uno de los trabajos que se contaron y se mostraron” manifestó la maestra.

Al hacer referencia a la formación académica, Marta contó: “no hay una iniciativa dentro de lo que es la estructura del sistema educativo, no hay un mandato, surge de la iniciativa, de la sensibilidad que puede tener cada uno de los docentes y de la experiencia que cada uno haya tenido en diferentes lugares, en mi caso particular tiene que ver con los espacios en donde yo me fui formando, que no fueron los institutos de formación docente”.

“El currículum es abierto, hay muchos ejes donde se puede abordar la problemática pero está como librado al azar de la iniciativa de cada uno de los docentes y de la permisividad que se le puede dar en la institución educativa con respecto a los directivos”.

Será cuestión entonces que las y los maestros que estén interesados en recuperar y reivindicar las culturas originarias se acerquen, intercambien experiencias, opiniones y contagien de energía al resto de sus colegas, para seguir tejiendo una gran red de aprendizaje colectivo. Está claro también que el cambio debe ser estructural y desde el ámbito educativo, para incorporar a la currícula escolar estas temáticas.