“Es una alegría inmensa poder mostrar la música de los pueblos originarios”

Mariana Amaru Barrios, miembro del grupo de sikuris “Ayllu Sartañani”, participó del programa Agassaganup, donde se refirió al arduo trabajo realizado por más de cuatro años para el lanzamiento de su cd ‘Levantémonos’: “Nosotros habíamos grabado ya un primer cd pero fue muy rápido, nos grabaron y lo sacamos. Este fue más trabajado, más investigado. Más que nada va dirigido a ese grupo de personas que no conocen el sikuri y los ritmos de los pueblos originarios”.

Escuchar entrevista: MP3 at 9.0 mebibytes

amaru.jpgmid

Para Amaru fueron “muchos años de trabajo, desde el 2010 hasta este viernes 18 de julio que nos entregaron los cds, con mucha alegría los recibimos y ahora estamos felices de poder difundir el trabajo que venimos haciendo desde hace mucho tiempo. Para nosotros es una alegría inmensa de poder mostrar y llevar la música de los pueblos originarios a todos. Lo hicimos lentamente, porque no nos dedicamos a esto, no es la función lucrar con el cd, sino más que nada la difusión. Fue un trabajo tranquilo, respetando los tiempos y los trabajos de cada persona”.

Sobre el proceso de grabación, relató: “Nos organizamos en grupos, cada grupo estuvo trabajando distintos ritmos, (los) investigamos. Facundo Barrios se puso al hombro todo el trabajo musical. En Sartañani hay tantos músicos, tantas personas que se dedican a la música y muchas que no, pero cada uno aportó desde su lugar. Tenemos la suerte de contar con gente que habla el quechua y gente que habla el aymara. El último tema por ejemplo, Whipalas, tenemos un recitado en aymara, también cantamos en quechua. Tenemos las voces de los mayores, por ejemplo de Mario Barrios en un recitado y después las voces de los niños del taller de Sukuri de la Escuela 23 de Flores, donde trabajo tanto el director Enrique Samar”.

“Levantémonos” no es el primer trabajo de Sartañani, pero sí el más esperado: “Nosotros habíamos grabado ya un primer cd pero fue muy rápido, nos grabaron y sacamos el cd. Este fue más trabajado, más investigado, las imágenes, los ritmos. Hay dos temas que son de Sartañani que lo hicieron gente del grupo y eso también es algo novedoso. También las Dianas, los sikuris mayores, los Italaques, los Kantus. El último tema que es una sikuriada, ahí se inspiraron mucho los músicos de Sartañani y con la conducción de Facundo hicieron una fusión hermosa. Adentro hay toda una explicación hermosa para poder compartir con todos, con las escuelas y más que nada va dirigido a ese grupo de personas que no conocen el sikuri y los ritmos de los pueblos originarios”.

Para poder conseguir este material, la sikuri contó: “Va a estar disponible en las presentaciones donde estemos con Ayllu Sartañani, tocando ahora en Morón – domingo 10 de agosto y después también en el Mathapi. Pueden mandar mensajes sino en la página de Sartañani por Facebook”.

Luego Amaru agregó: “Cuando todos vean este trabajo y lo tengan en sus manos, van a ver que todos quisimos que sea de calidad. Tenemos la suerte que Aldana Bello es integrante del grupo, que nos aconsejó y nos guió en muchas cosas, y cada integrante de Sartañani puso su colaboración económica para poder sacar el cd. Ahora con las ventas vamos a tener que devolver”. Esta será una buena oportunidad para sumar nuestro aporte a una causa que vale la pena.


Agassaganup O Zobá (“La luna los hará arrepentir” en idioma querandí, una de las lenguas originarias del Río de la Plata)
Noticias de la Buenos Aires Indígena, desde el Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Telomián Condié.
Escuchanos los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Información Municipio por Municipio en nuestro blog: agassaganup.wordpress.com
Facebook: Agassaganup O Zobá | Twitter: Agassaganup_

Anuncios

“A donde vayas en La Matanza se escucha el quechua, aymara y guaraní”

Augusto de la Comunidad Autóctona Runa Masis, del barrio de San Alberto, en la localidad de Isidro Casanova, partido de La Matanza, participó de Agassaganup O Zobá, donde rememoró la celebración de la Virgen de Copacabana, llevada a cabo el pasado 10 de noviembre, su relación con los vecinos y con el municipio matancero. “Quisimos rescatar muchas costumbres de la comunidad andina, pueblos originarios”. “A donde vayas en La Matanza, encontrás bolivianos, paraguayos, correntinos, jujeños, entrerrianos. Están manteniendo viva su lengua”.

Escuchar entrevista:  MP3 at 16.2 mebibytes

Foto de Sonia Mamani

Foto de Sonia Mamani

Al preguntarle sobre qué es Runa Masis, explicó: “Somos un grupo de chicos, amigos que nos conocemos hace varios años. Nos juntamos hace año y medio para tocar y de ahí empezó a nacer otra vez esas ganas, ese bichito de la amistad y así empezó a formarse Runa Masis. Primeramente tocando el sikus, después otros instrumentos, como la tarka que se toca ahora para esta época”.

Sobre la fiesta de la Virgen de Copacabana que se llevó a cabo el pasado 10 de noviembre, dijo Augusto: “Un amigo nos dio la idea. Entramos con las tarkas, con el apooyo de los Tinku Masis de Laferrere, que formaron un cuadro de baile. Estuvo muy lindo, se sumó gente, hubo (otra) que estuvo preguntando cómo hacía para acercarse. Ya hace varios años que se hace la fiesta, más de siete, ocho años, no sé si antes también. (Los vecinos) re bien, siempre que hemos participado, la gente se acerca. Viene mucha gente de la colectividad, diferentes grupos de morenadas, caporal, sikuris, suri sikuris. Es interesante, le pusimos muchas pilas”.

“Muchos somos del barrio, iba la familia a vernos, quisimos mostrar algo diferente respecto a las tarkas, porque en Bolivia se toca de noviembre a marzo, época de lluvia y carnavales, darle ese tinte de costumbre. Se sumaron muchos, terminamos agotadísimo, para muchos era la primera vez (del recorrido). Terminamos cansados, pero contentos”, manifestaba Augusto satisfecho y feliz por lo que habían generado en el festejo.

Ser parte de un grupo, específicamente en este caso de Runa Masis, supone una responsabilidad y un gran compromiso por parte de sus miembros, por lo que supone intentar rescatar y revalorizar las costumbres ancestrales en un barrio del partido de La Matanza, donde cada vez con más fuerza, se visibiliza la presencia indígena.

Al respecto, el miembro de Runa Masis, explicó: “La responsabilidad también nos empezó a pesar de alguna manera. Cuando le pusimos comunidad autóctona, ya con el nombre de comunidad, lleva una responsabilidad. Más allá de la amistad, muchos ya somos familia, tenemos hijos, nuestras parejas, quisimos darle ese sentido, para rescatar muchas costumbres de la comunidad andina, pueblos originarios. Queremos como comunidad autóctona volver a traer esas costumbres en ciertas fechas”.

Sobre la recuperación de estas celebraciones, Augusto relató a Agassaganup: “hay ciertas fechas que son muy fuertes. Hace poco se hizo el 1 y 2 de noviembre, el día de todos los muertos, eso lo vemos que está muy fuerte. Familias del grupo preparan los panes para sus familiares, que los vuelven a recibir, se reciben las almas que vuelven a visitar. Es una fiesta importante, una fecha importante. En el cementerio de Villegas (San Justo) van muchos. Nosotros estuvimos un poco, como grupo no participamos, pero si individualmente. La Pachamama la hicimos en la casa, nos juntamos el 30 de agosto. El Inti Raymi hay grupos que lo hacen en varios lugares, no se si como actividad masiva”.

LA MATANZA: ZONA DE ENCUENTRO Y DIVERSIDAD CULTURAL

Se sabe que este municipio, por los diversos flujos migratorios que ha tenido, es un distrito de confluencia de culturas e idiomas. El quechua, aymara y el guaraní, son de las expresiones más presentes que se hacen sentir y oír, en algunas localidades y barrios más que en otros. “A donde vayas se escucha el quechua, aymara no sé si tanto, el guaraní es una lengua fuerte, que está arraigada a La Matanza. A donde vayas en La Matanza, encontrás bolivianos, paraguayos, correntinos, jujeños, entrerrianos. Están manteniendo viva su lengua”.

Semanas atrás, la Comunidad Autóctona Runa Masis fue invitada a participar de un evento en la cancha de Deportivo Laferrere, donde pudieron de manera masiva contar, mostrar y hacer oír su música, de manera masiva, alcanzando un público más amplio y diverso, que puede no conocer las realidades indígenas presentes en el municipio. Augusto contó de esta actividad: “Fue un cierre de la colectividad a nivel de la religión cristiana. Nosotros como grupo queremos participar siempre en todo tipo de eventos, porque es ahí donde se muestra y se ve que está vivo esto de los pueblos originarios. Vamos con las tarkeadas, para mostrar que esta cultura esta viva, no está dejada de lado, ni mucho menos que no se practica. Queremos mantenerlo vivo esto”.

“En el grupo charlamos las actividades y las invitaciones que tenemos. Vamos con el instrumento y la vestimenta, hacemos el esfuerzo de las presentaciones donde hay un contrato donde nos puedan pagar, esa plata la destinamos a la ropa, para poder mostrar. Lo visual es donde la gente recibe más y pregunta. Runa Masis está abierto a todos”.

“Todos nos vamos retroalimentando de los conocimientos y prácticas de cada uno. Aprendemos entre todos, aprendemos del que no sabe tocar hasta los que saben. Es una comunidad, (en) la comunidad aprenden todos, todos opinan, pasan de alguna manera por los cargos de quién es el guía, presidente secretario, se va rotando la responsabilidad. Hay niños, jóvenes, adultos y de todos se aprende. Tenemos bailarines, aprendemos de ellos a bailar también, siempre aprendemos como comunidad, no como personas individuales ni verticalistas. Es difícil, a vece ser horizontal, te lleva a otras cuestiones”, reflexionaba Augusto.

RELACIÓN CON EL MUNICIPIO

En cuanto al acercamiento y financiamiento que este tipo de grupos pueden llegar a tener por parte del distrito al cual pertenecen, le consultamos al miembro de Runa Masis cúal era hoy su situación: “Nosotros nos manejamos de forma independiente, es un grupo, comunidad, se maneja a través de las presentaciones. Todos son laburantes, cada uno lo que puede aporta al grupo. Si hay alguna presentación donde hay un viático o se puede ofrecer algún dinero extra, todo lo gestionamos de esa manera”.

“Todavía no estamos organizando nada con el municipio, no nos acercamos, no lo hablamos en el grupo, no es algo que es vital para nosotros, veremos más adelante. Requiere un esfuerzo más grande, pero con el esfuerzo se logran cosas”. Con esa determinación y confianza en el trabajo generado por el grupo, se despedía Augusto.


Agassaganup O Zobá (“La luna los hará arrepentir” en idioma querandí, una de las lenguas originarias del Río de la Plata)
Noticias de la Buenos Aires Indígena, desde el Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Telomián Condié.
Escuchanos los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Información Municipio por Municipio en nuestro blog: agassaganup.wordpress.com
Facebook: Agassaganup O Zobá | Twitter: Agassaganup_

“Los chicos se van reconociendo porque la mayoría son de pueblos originarios”

Agassaganup O Zobá habló con Paris Barrera de la Comunidad del Arco Iris sobre la convocatoria al II Encuentro de Sikuris en el Corralón de Floresta . También sobre los trabajos que realizan en Villa Fiorito (Lomas de Zamora) en la Fundación Che Pibe, donde los chicos todos los días izan la Whipala y cantan “5 Siglos”.

Escuchar entrevista: MP3 10 mb |

Convocatoria II encuentro de Sikuris

403569_4306070852958_1231925709_n

El domingo 30 de junio entre las 14 y las 20 horas, el barrio porteño de Floresta será sede de un encuentro con más de 230 músicos sikuris. La cita es en El Corralón de Floresta, ubicado en Gaona 4660, un espacio recuperado por vecinos y organizaciones sociales, donde practican  dos murgas, un grupo de danzas y copleras, entre otros.

“Queremos compartir con ustedes nuestro espacio de ensayo y la alegría de seguir difundiendo y festejando, una vez más, el continuar del camino con el inicio del nuevo ciclo andino, renovando energías, y en un espacio de lucha y resistencia como es el Corralón, que es público, y nos pertenece a todos”, dice la convocatoria.

Paris contó que el primer encuentro, realizado en el 2012, respondió a la necesidad de “visibilizar el espacio cultural” porque “en ese entonces Macri había tomado medidas un poco oscuras” contra El Corralón. Por ejemplo, “sacar la seguridad del lugar, la luz, el agua y los recursos que tenés para estar bien”. “Se convocó a distintas bandas y vinieron todas, hubo alrededor de 350 personas en la actividad”, expresó.

Para esta segunda edición, la expectativa se mantiene: “convocamos y hubo una respuesta inmediata de vuelta, ya son 17 comunidades de sikuris, 230 sikuris confirmados, con copleros, artesanos”, declaró. El programa de este domingo comienza al mediodía con una ceremonia. En la mitad de la jornada, todos los músicos soplarán juntos sus cañas.

Sobre la situación del Corralón, Paris dijo que a las autoridades políticas “les cuesta aceptar que es un espacio cultural”. Hace más o menos dos meses, “de la noche a la mañana hubo un sector que desapareció todo el cableado de luces, de vuelta tuvimos problema con el agua, venían comentarios de que había gente de barras bravas que prendieron fuego un sector. Pero eso nos pone en alerta, no nos da para pensar que vamos a dejar el espacio”.

MILITANCIA SIKURI

Muchos de los grupos de este género realizan una militancia barrial difundiendo los valores y las culturas indígenas. En el caso de la Comunidad del Arco Iris, sus integrantes enseñan la práctica de este instrumento a los hijos de los cartoneros nucleados en el Movimiento de Trabajadores Excluídos (MTE). El punto de encuentro es la Fundación Che Pibe, ubicado en Villa Fiorito, Lomas de Zamora, donde “se le da de comer a los chicos, algunos se encuentran en situación de calle, hay un convenio para tenerlos con actividades desde las 5 de la tarde hasta las 12 de la noche, están ahí contenidos, también hay Jardín y Primaria en La Casa del Niño, a la vuelta”.

“Los lunes vamos por distintas aulas y salones tocando el siku, algunos escuchan, otros quieren aprender, otros se quedan mirando, otros se ven reflejados, está bueno, son varios chicos desde los 3 hasta los 7 años más o menos”, narró Paris.

La difusión de este instrumento en esta institución de Fiorito no es algo aislado. “La Fundación Che Pibe ya desde su origen tuvo una claridad: cuando inician una actividad cantan ‘5 Siglos’ y en el patio en la Primaria izan la wiphala, todos los días. Los chicos van escuchando, de a poquito conocen las cosas, se van reconociendo porque la mayoría son de pueblos originarios, a pesar de que a sus papás les fue negados poder tener la herramienta cultural”.

Elogió el sikuri la labor de Che Pibe. “También hacen una actividad el Día del Indio (19 de Abril), hacen kultrunes, sikuris ataditos con palitos, se cuentan leyendas e historias guaraníes, mapuches, es todo un trabajo que hacen con los docentes”.

La música andina acompaña el fortalecimiento de la identidad indígena en Buenos Aires.


Agassaganup O Zobá (La luna los hará arrepentir)
Los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Programa de pueblos originarios, producido en el Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Querandí Telomián Condié.
Facebook: Agassaganup O Zobá
Twitter: Agassaganup_
Blog: agassaganup.wordpress.com

Paris en el I Encuentro de Sikuris. (Foto: Vivian Arias)

Paris en el I Encuentro de Sikuris. (Foto: Vivian Arias)

Una postal del I Encuentro en El Corralón. (Foto: Vivian Arias)

Una postal del I Encuentro en El Corralón. (Foto: Vivian Arias)

“El rap es lo más próximo que escuché que se parezca a mi vida”

Desde la comunidad toba de Derqui (Pilar), el grupo Familia de la Eskina expresa el “punto de vista del joven aborigen”.

Nahuelx2

“Una vez cantamos en la ex ESMA y una chica que está hace rato en este género nos bautizó como Rap Original de la República Argentina, porque hablamos del aborigen”, cuenta Nahuel López, de 22 años, vecino de la Comunidad Qom Daviaxaiqui de Presidente Derqui, partido de Pilar, en el norte del conurbano.

Escuchar audios: 1º Parte  1.6 MB | 2º Parte 881.9 KB

Con su grupo, Familia de la Eskina, formado por integrantes de esta comunidad, ponen énfasis en “la guerra que se libra hoy, la discriminación y la opresión que tiene el aborigen, desde el punto de vista del joven aborigen, porque es lo que se vive todos los días en mi barrio”, explica. “Dicen: el aborigen vivió de tal forma; lo hablan como de algún pasado, encima que todavía existimos”, resalta.

En una entrevista con Agassaganup O Zobá, cuenta que se abrazó a este género musical a los 12 años, hace casi una década: “Aunque parezca que esto es una movida nueva, esto en los barrios de la zona norte ya viene de hace rato; yo fui el que llevó el rap a mi barrio y vi personalmente con mis ojos como se expandía esta música”.

El rap lo conoció por unos chicos de afuera de la comunidad, del barrio vecino de Monterrey, también de Derqui. Uno de ellos era Martín, del grupo Ktee, quien cuenta: “En el conurbano norte hay muchos aborígenes, están conviviendo con gente de otras naciones, de países limítrofes, y es un intercambio cultural muy grande”.

En un escenario de primer nivel, Nahuel y Martín (ambos forman parte de la Alianza Derqui), sorprendieron el 5 de mayo en el partido de Moreno. Fueron parte de la propuesta cultural de la Feria Itinerante de los Pueblos Originarios en Movimiento, una de las posibilidades que tuvieron hasta ahora de hacerse escuchar. También tocaron el año pasado, además de la Ex Esma, en Misiones, Chaco y Santa Fe.

Martín y Nahuel reivindican el rap como herramienta para expresar el sentir de los barrios y de las comunidades.

“Desde nuestro punto defendemos que nos expresamos como personas con nuestra esencia, que no se confunda ‘el rap es yanqui’ o que no apoyamos a nuestra cultura nacional, es todo lo contrario”, dice el integrante de Ktee.

Nahuel es directo: “Fue lo más próximo que escuché que se parezca a algo de mi vida”.

Aunque no tienen ninguna canción grabada se los puede escuchar y ver en un video casero que subió otro músico originario, el sikuri Rumi Ullpu de Kaypachamanta, vecino de la localidad de William Morris (Hurlingham) en el conurbano norte.

Igual, la idea es editar pronto un material. “Tuve un par de promesas de que iba a grabar el CD pero todavía no pasó nada. Ahora ya me decidí y este año vamos a hacer un demo, estamos trabajando con Familia de la Eskina, vamos a hacer un CD con la Alianza Derqui, que es una alianza de raperos que se mantienen el respeto”, cuenta Nahuel.

No todo es racismo en el Gran Buenos Aires, claro.

“Algunos piensan ‘al toba lo dejan de menos, lo discriminan’, mataron a cinco formoseños la otra vuelta porque estaban reclamando documentos; a pesar de eso hay gente que respeta al aborigen, nosotros somos amigos de mi barrio”, dice sobre Martín, quien responde: “Yo estoy aprendiendo mucho de las cosas que me enseñan de la filosofía de ellos, son enseñanzas muy buenas que hablan de compartir”.

Lírica en clave qom, voces que quieren ser escuchadas, una oportunidad para acercarnos a las realidades del conurbano profundo, donde está el futuro del área metropolitana.


Agassaganup O Zobá (La luna los hará arrepentir)
Los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Programa de pueblos originarios, producido en el Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Querandí Telomián Condié.
Facebook: Agassaganup O Zobá
Twitter: Agassaganup_
Blog: agassaganup.wordpress.com

“Está bueno que se revea, nosotros tenemos nuestra historia también”

Pacha Runa es una banda de música andina de Buenos Aires. En Agassaganup O Zobá, entrevistamos a Eliseo Álvarez Prado, integrante de esta agrupación, quien habló sobre “la necesidad de cantar” a través de “la música, la cual es un medio para transmitir”. “Nosotros lo que estamos haciendo en distintos espacios es rescatar y revalorizar, somos hombres, somos Runa, vivimos en sociedad y ahí es donde hacemos pie, en lo urbano”.

Escuchar entrevista: MP3 at 9.3 MB

pacha_runax

“Runa: hombre, Pacha: tiempo y espacio, el hombre de este tiempo, el indio de este tiempo, de este momento, de este lugar, el kolla en la ciudad, esa es la idea, el indio trascendiendo los espacios” explicó Eliseo a modo de presentación.

500 años de resistencia y lucha

Acerca de los orígenes de la banda, el músico recordó: “Surge en el año ´92 a partir de muchos changos del interior, de Buenos Aires, que nos agrupamos en la Comunidad Kolla Los Airampos, una comunidad urbana, y venían hermanos de Bolivia, Chile, Perú, de toda la Argentina, con la necesidad de buscar respuestas y expresarse. A partir de ahí surgió una banda de sikus, de danza, de Anata y Tarka y nosotros los changos creamos Pacha Runa, con los charangos, los sikus, las quenas, los bombos. Teníamos la necesidad de cantar y consideramos que la música era un medio para transmitir”.

La conformación del grupo se dio en una fecha muy significativa para las comunidades originarias: “500 años de la resistencia y lucha, el 12 de octubre del ’92, donde se crea Pacha Runa, simboliza ese 12 de octubre de 1492, donde nos invaden y quieren poner una visión distinta y una forma de organizar a los pueblos diferente, porque nosotros teníamos nuestra forma de administras nuestros recursos naturales, sociedad, nuestros pueblos, culto, creencias, esa forma de organización que está en todos los órdenes, en la danza, en la comida, en el habla, en el idioma, en la música, fue alterada, no perdida, fue alterada”.

Celebrar y resistir

Los pueblos originarios han conmemorado por siglos diversas festividades que hoy día se mantienen, aunque han tenido que hacer mucha fuerza por no desaparecer. “Tenemos que rescatar lo nuestro, tenemos el Inti Raymi, esa fiesta del sol, que es el año nuevo andino, tenemos el de la Pachamama y tenemos este Kapaj Raymi, que no es más que la conclusión de un ciclo de vida que comienza en el mes de la Pachamama donde preparás la tierra, la sembrás, le pedís permiso a la madre naturaleza, para que nos de sus frutos, trabajás, y en enero febrero, marzo, algunos frutos comienzan a florecer” se refería así Eliseo sobre algunas de las celebraciones andinas.

Con la llegada de los invasores al continente, estos “hombre civilizados” quisieron mediante el miedo, la violencia y la muerte, imponer sus costumbres y creencias, y buscaron por todos los medios eliminar sus festejos. Sobre esto, Eliseo dijo: “La fiesta del 21 de junio, es el Inti Raymi, el año nuevo; el 24 es San Juan Bautista, se superpuso con la fogata de San Juan, como que se trata de sacarles las celebraciones a los pueblos, los fueron tapando”.

Durante el mes de Febrero, se celebra en el Noroeste de nuestro país el “Carnaval”. “Kapaj Raymi, Raymi: fiesta, Kapaj: abundancia, esa es la época que conocen como carnaval, pero nosotros con las anatas, con las tarkas, hacemos que brote la chicha, que florezca el maíz y bailemos. Esa abundancia es lo que celebramos y hacemos las danzas, comida, bailes, nuestros cantos, es lo que nosotros queremos rescatar a diferencia del carnaval, que es un término occidental, el carnavalito, tiene su origen occidental” manifestó el integrante de Pacha Runa.

“Hacemos hincapié en que quisieron tapar con las celebraciones y fiestas occidentales impuestas, en este caso por la religión católica, sin ser peyorativo ni despectivo, son acontecimientos históricos que están, y no renegamos”.

Fiesta de la Chakana

Cada 3 de mayo, las comunidades originarias andinas celebran lo que se conoce como la Fiesta de la Chakana: “La chakana es la cruz cuadrada, para que entiendan, cada uno tiene su símbolo, los árabes tienen sus símbolos, los asiáticos tienen sus símbolos, nosotros los andinos, los kolla, los aymara, los quechua, tenemos nuestro símbolo, la Chakana, que no es mas que la síntesis del pensamiento de los pueblos andinos del Tawantinsuyo. Es la referente con respeto a la regente astronómica que tenemos nosotros, la cruz del sur. Esas regentes naturales son las que sirvieron a nuestros amautas que sabían observar, sabían mirar el cosmos, el cielo, esa cosmovisión de vida que tenían, para organizar a nuestros pueblos, y eso lo llevaron a la práctica durante más de 5000 años” explicó el joven músico.

Pachakutec: un nuevo tiempo

Eliseo habla de una etapa de revisionismo histórico, ese que permite desempolvar y hacer surgir las voces de las y los abuelos, que por tantos años se han silenciado. Se han comenzado a desempolvar textos y documentos que hablan sobre una versión diferente a la “historia oficial”, esa que nos contaron hasta el cansancio en la escuela primaria y secundaria. “Muchas veces se hizo una imagen muy efímera del gaucho, y el origen del indio”.

“Nosotros a partir de este Pachakutec, de este nuevo tiempo, lo que estamos haciendo en estos distintos espacios es rescatar y revalorizar, porque no es solamente un acontecimiento artístico, nosotros lo utilizamos como un canal, la música, la danza, pero el contenido está en todos los órdenes. Somos hombres, somos Runa, vivimos en sociedad y ahí es donde nosotros hacemos pie, en lo urbano. Este nuevo tiempo, lleva a esclarecer” manifestó Eliseo, refiriéndose a la importancia que tiene el saber aprovechar las oportunidades que cada persona tenga, sea cual fuera el rol que desempeñe, para continuar la lucha y reivindicación de los pueblos ancestrales.

“Es un tiempo de debate de ideas y eso rescatamos de este momento, enriquecer el pensamiento de todos los que estamos construyendo, porque estamos en Buenos Aires y convivimos todos, en Argentina convivimos todos, y no renegamos de los hermanos que vengan de Asia, de Europa, de África, porque la tierra es para todos, eso está claro, el problema es cómo nos organizamos, cómo reconocemos a los que tenemos una historia de 5 mil años de organización de vida” finalizó Eliseo.


Agassaganup O Zobá (La luna los hará arrepentir). Los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Programa de pueblos originarios, producido en Ramos Mejía, Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Querandí Telomián Condié.
Facebook: Agassaganup O Zobá
Twitter: Agassaganup_
Blog: agassaganup.wordpress.com

“Estamos resistiendo, no nos queremos ir de la Plaza Tupac Amaru”

Mariana Amaru Barrios, del Grupo de Sikuris “Ayllu Sartañani” participó en Agassaganup O Zobá, programa de FM Fribuay, donde contó su sentir acerca del enrejado en la Plaza Tupac Amaru que “es un espacio que los vecinos pierden, donde la gente se reúne, hay muchos eventos y encuentros culturales, incluso nosotros practicamos ahí hace ya unos catorce años”. Amaru resaltó la necesidad de “luchar, tomar nuestros sikus y despertar conciencia de que los pueblos originarios seguimos estando, vamos a seguir resistiendo, nosotros los indios somos una nación con un idioma, con una vestimenta, con una ideología, con una cosmovisión de vida y es la unión del humano y de la naturaleza en armonía”.

Escuchar entrevista:  MP3 at 5.1 mebibytes

mural_plaza_tupacx

ANTECEDENTES

La Plaza Tupac Amaru, en el barrio de Flores, ciudad de Buenos Aires, ubicada debajo la Autopista 25 de Mayo, es un lugar con mucha historia que refleja lucha y resistencia. Este espacio, que anteriormente se llamó Plaza Armenia, cambió abruptamente su nombre un 12 de octubre de 1979, plena época de la dictadura cívica – militar argentina, a través del Intendente Brigadier Osvaldo Cacciatore. Este hombre decidió llamarla Plaza de Los Virreyes. En 1986 se inauguró allí la estación del Subte Línea E, con el mismo nombre, que se mantiene hasta la actualidad.

El 13 de octubre de 2011, mediante la Ley 3949, luego de un proyecto impulsado por el director de la Escuela Nº 23 del Distrito Escolar 11Enrique Samar, la Legislatura Porteña aprobó el cambio de nombre de la plaza por el de Tupac Amaru. Actualmente el pequeño parque se encuentra “tras las rejas” gracias a la gestión del Jefe de Gobierno de la CiudadMauricio Macri, que cerró este (como tantos otros) espacios públicos.

LUGAR RECUPERADO, AHORA CERCADO

“Desde enero enrejaron todo lo que sería la ex Plaza de Los VirreyesPlaza Tupac Amaru, también una placita de enfrente con juegos, la parte de atrás donde practica la murga “Los inevitables de Flores” también está afectada. Nosotros estamos resistiendo ahora debajo de la autopista, somos un grupo muy grande y realmente no se puede ensayar, en el espacio tan chico o si no en otro que nos cede la murga que también es chiquito, estamos en ese mismo lugar, rondando la plaza, no nos queremos ir”, contó Amaru.

“Se complica porque tenemos niños chiquitos y la plaza era un lugar muy lindo de contención, era amplia, los niños jugaban mientras nosotros ensayábamos, ahora los lugares donde estamos, se complica mucho”, decía la sikuri. La banda también tiene un grupo de bailarinas: “no pueden practicar tampoco, además el frío, se siente más, en cambio en la placita estábamos más resguardados, estábamos como en nuestro techito, debajo de nuestro arbolito estábamos bien”, expresó Mariana, dejando entrever que más allá de un bello parque, la Plazoleta Tupac Amaru era como su “hogar”.

“Es un espacio que los vecinos pierden, la gente se reúne, como toda plaza pública, uno se va a esparcir y a estar, es una plaza riquísima, donde hay muchos eventos y encuentros culturales, de murgas, vecinos, incluso nosotros practicamos ahí hace ya unos catorce años”, comentó Mariana.

UNA VEZ MÁS: FALTA DE CONSULTA PREVIA

Sobre el inicio de este proyecto, que pretende “poner en Valor la Plaza Virreyes”, según los documentos consultados, ninguna vecina o vecino de la zona fue notificado. Es decir que los Sartañani, como tantas otras personas, llegaron al lugar y se encontraron con la novedad del cierre del parque, que imposibilita, entre otras cosas, ensayar cómodamente. “Esto lo hicieron en el verano, aprovechan en la noche, en la madrugada, desgraciadamente, está pasando así en todos lados, es una porquería, porque no preguntan a nadie y hacen lo que quieren, no es así”, opinó la joven con indignación.

“Nosotros como grupo de sikuris tenemos una representante legal, nuestra bailarina, que es abogada, presentó una nota para el Ministro de Ambiente y Espacio PúblicoDiego César Santilli, con copia adjunta para la Secretaría de Mantenimiento y Espacio Público, para el Director General de la Inspección del Uso del Espacio Público, para la Directora General de Espacios Verdes, al Director General de la CGPC Nº7, todos con nombre y apellido, hicimos un escrito. Hace un mes y medio que mandamos la nota y no tenemos ninguna respuesta”, informaba Mariana. “Los inevitables de Flores también se están moviendo por su lado, no hay respuesta, nadie sabe bien que es lo que va a pasar, si van a terminar de enrejarlo, como que esa información no está a disposición” explicó Amaru.

Esta situación se relaciona con lo ocurrido semanas atrás, cuando el viernes 19 de abril, Día del Indio Americano, desde el Gobierno de la Ciudad tomaron la determinación de remover el Monumento de Los Andes, también conocido como el del “Malón de la Paz”. Al consultarle al personal de MOA(Departamento de Monumentos y Obras de Arte) la respuesta es similar: no tienen datos sobre cuándo y cómo se reubicará.

SUMANDO CONCIENCIA A LA LUCHA

Sobre el cambio en el nombre del parque, la sikuri relató: “Toda la iniciativa surgió desde un vecino, Rubén, que es mecánico, se acercó a la escuela,Enrique Samar (director), las organizaciones y los vecinos fueron hablando de cómo es esto que todavía esta plaza tenga el nombre Plaza de Los Virreyes, cuando en esta plaza estaban pasando muchas cosas fuertes”.

“Nosotros venimos ensayando hace 14 años, en el 2005 la escuela, con un grupo de vecinos y organismos fueron a la Legislatura, presentaron el proyecto y ahí pasó de mano en mano y se tuvo que pelear mucho, hacer fuerza, y recién el jueves 12 de octubre de 2011 se pudo dar el quórum, a partir de ese día pudimos decir que la plaza se llama Tupac Amaru”.

“Fue muy fuerte cambiarle el nombre, ahora tenemos que ver el tema del subte, que todavía se sigue llamando Virreyes, ese es otro espacio que vamos a tener que seguir levantando conciencia, esto es parte de la conciencia, no podemos tener una estatua de Videla, no podemos tener un billete con el dibujito del genocida de Roca, y no podemos tener una plaza a los Virreyes”, reflexionó Mariana.

CRECE Y SE HACE VISIBLE LA BUENOS AIRES INDÍGENA

El domingo 5 de mayo, de 14 a 18 horas, se realizará en la plaza Buján – Ruta Provincial 7 Km. 35.5 – en el Partido de Moreno, la “Feria Comunitaria de los Pueblos Indígenas en Movimiento”. Esta iniciativa, que se realiza por primera vez en el municipio, ofrecerá exposiciones, artesanías, comidas típicas de las comunidades originarias locales, radio abierta y diferentes actividades para la familia.

En la convocatoria a este evento se puede leer: “El Programa ‘Vinculación con Pueblos Originarios’ del Municipio de Moreno en articulación con áreas de la Provincia de Buenos Aires y de Nación que trabajan la temática, llevarán adelante esta propuesta con el fin de que sea un espacio de encuentro donde las comunidades expresen su cultura. Desde el área municipal y en conjunto con distintos referentes de comunidades indígenas de Moreno se continúa con el trabajo para la conformación del Concejo Municipal de Pueblos Originarios”.

Semanas atrás, consultamos a Gabriela Comuzio, responsable del Consejo Provincial de Asuntos Indígenas (CPAI) de la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense, quien destacó que “es muy poca la experiencia hasta hoy desarrollada”, ya que sólo dos municipios tienen un área indígena en la Provincia de Buenos Aires: los partidos de Quilmes y Almirante Brown, en el área metropolitana. Y contó la situación de Moreno, en el oeste del conurbano, donde confió que hay “voluntad política” para crear esa repartición: “Todavía falta bastante pero está la intención del Municipio”.

Una de las bandas que estarán presentes el domingo 5 será el grupo SartañaniAmaru contó al respecto: “Es el Día del Aborigen, que se suspendió, los distintos grupos o naciones originarias de acá, como kollas, tobas, guaraníes, se juntan en esa plaza y van a hacer una muestra de artesanías, de comidas típicas y también de grupos autóctonos originarios de América, nuestro continente. Nosotros decimos América es indígena y va a ser siempre indígena, y los que nacemos en América, mamamos de esta tierra, comemos de estos frutos y somos indígenas, mas allá que yo ahora haya perdido mi idioma quechua, por una cuestión de siglos, de que el sometimiento fue tan fuerte, la cultura fue tan sometida y tan violentada que hasta nosotros que queremos resurgir de eso nos cuesta”.

“En esta sociedad hay que luchar, tenemos que tomar nuestros sikus, soplar con fuerza y despertar conciencia de que los pueblos originarios seguimos estando, como en Punta Querandí, como en tantos lugares de Buenos Aires que también es territorio indígena, vamos a seguir resistiendo. Acá los nuevos jóvenes como Eliseo (Álvarez Prado) con su grupo Pacha Runa también sembrando conciencia, como tantos otros grupos andinos”, manifestó la sikuri.

Para finalizar, Mariana agregó con fuerza y convicción: “No es solamente tocar un charango, un sikus o una quena, es realmente despertar conciencia de que nosotros los indios no somos incivilizados como dicen, no somos torpes ni sucios, sino que somos una nación con un idioma, una vestimenta, una ideología, con una cosmovisión de vida y es la unión del humano y de la naturaleza en armonía”.


Agassaganup O Zobá (La luna los hará arrepentir)
Los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Programa de pueblos originarios, producido en el Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Querandí Telomián Condié.
Facebook: Agassaganup O Zobá
Twitter: Agassaganup_
Blog: agassaganup.wordpress.com