“Un monumento de chatarra tiene visibilidad enorme, el cemento al otro día es invisible”

Luis Lofeudo, coordinador del grupo Cultura Vallese, participó por segunda vez en Agassaganup O Zobá con la intención de repasar los últimos acontecimientos en los que participaron, reivindicando la presencia indígena en el territorio nacional y bonaerense. Arbolito, el indio querandí y el General Andresito, son algunas de las figuras que hoy tienen su escultura en diversos puntos del país. “Generamos arte público, no entendiéndolo desde el espacio público, sino que la construcción es pública. Como creadores nos ponemos en un segundo lugar, donde lo más importante es la participación popular, desde aportar el hierro y la propia construcción. El que no sabe soldar le enseñamos, se generan lazos muy lindos de hermandad”, expresó Luis.

Escuchar entrevista: MP3 at 11.5 mebibytes

10580865_864131133598874_998361760322481441_o

Comenzando por la obra que enaltece al comandante guaraní Andresito Guacurarí, en la provincia de Corrientes, relató: “Estuvimos haciendo durante cuarenta días el monumento a Andrés Guacurarí Artigas, un guaraní que comandó las tropas de José Artigas. Era su hijo adoptivo y estaba muy combatido por la oligarquía correntina, se lo oscuranteó de la historia local. Fue el gobernador de Corrientes allá por 1815, 1817 y entre las afrentas que ellos refieren es que terminó con la esclavitud. Sacaba los criados guaraníes que tenían, la oligarquía correntina eso no se lo permitió. Paradójicamente hasta el día de hoy le siguen imputando esos “graves delitos”. Corrientes, el pueblo es lindo, pero la oligarquía es muy graciosa. Nos han hecho solicitadas en los diarios, fue muy divertido dar una batalla, que ganamos”.

La elite correntina se mostró en total desacuerdo en levantar un monumento a un indígena que fue y es un gran representante de su pueblo: “No querían ni que estemos laburando, ayudó mucho la película Buscando al Comandante Andresito que hizo Payé Cine, una productora correntina que reivindica sus orígenes. Ese documental fue conducido por Víctor Heredia, tuvo mucha trascendencia, generó un cimbronazo que le dio un empujón muy fuerte a la película, que termina pidiendo un monumento. Nos hermanamos con Payé Cine, construimos el monumento con la participación de 500 correntinos que soldaron, aportaron hierro, que estuvieron participando alegremente. Hoy es un lugar de culto, un monumento muy grande. No solo está Andresito, quisimos representar al ejército guaraní de los Pueblos Libres, Corrientes, Entre Ríos, Córdoba y Uruguay, que tuvieron una independencia un año antes que Argentina”.

También la Iglesia dijo presente en esta movida, solo que con un accionar que fue para muchos, sorprendente: “Sucedió algo muy loco pero también muy entendible desde la lógica, el Obispado de Corrientes convocó luego de la inauguración a un gran debate en la Universidad Nacional del Nordeste sobre la figura de Andresito, que la ignoraban. La iglesia a través del Obispo sale diciendo que Andresito había sido uno de sus ministros de la iglesia, que estaban orgullosos. No podían enfrentar el sentir popular, siempre se apropian. (También) hicieron una misa con el Gauchito Gil”.

Sobre la respuesta del resto (y prácticamente toda) la sociedad correntina, dijo: “El pueblo correntino nos bancó muchísimo, nos asistían permanentemente con agua, comida, mucho cariño, muy presentes. Lo anecdótico es que le hemos colocado seis, siete placas, de un metro de alto y de largo, donde contamos la historia. No sólo es un monumento a Andresito, a Melchora Caburú, a José Acevedo, es una clase de nuestra propia historia, la reivindicación de nuestra tierra, nuestra sangre. Una de las cosas que nos (decían) es que los guaraníes habían invadido Corrientes, un absurdo, sirve para que se le caguen de risa. Ha generado tanto repudio, los tipos que nos enfrentaban eran del Museo Histórico de Corrientes, la Junta Histórica de Corrientes, tendrían que haber avalado esto”.

“Hemos ido en diferentes tandas, cerca de 25 compañeros, que hemos laburado ahí, pero la obra en sí la construyeron alrededor de 500 personas, generamos arte público, no entendiéndolo desde el espacio público, sino que la construcción es pública. Como creadores nos ponemos en un segundo lugar, donde lo más importante es la participación popular, desde aportar el hierro y la propia construcción. El que no sabe soldar le enseñamos, se generan lazos muy lindos de hermandad. Ángeles Crovetto una compañera que sabe mucho de arte y nos analiza nuestras acciones y habla del amuleto, de cómo el pueblo se apropia de esos recuerdos. Hemos tenido chicas que cumplen 15 años, en vez de un lugar lindo, van a las esculturas para (las fotos)”, destacó.

El monumento ha tenido una excelente recepción por parte de la mayoría de las y los vecinos, ya que fue algo pensado y llevado a cabo en conjunto, no fue construido en un taller e instalado en el lugar: “Nosotros lo donamos, es extremadamente participativo desde el minuto cero, siempre estamos compartiendo con el pueblo. En (Coronel) Rauch, cuando hicimos la escultura de Arbolito, participaron alumnos de siete, ocho colegios, una cantidad enorme, chicos de primaria, entonces se va transmitiendo algo que por ahi te lo esconden en la historia. Un monumento tiene la visibilidad enorme, lo ve todo el mundo, es un ensamblado de chatarra y es muy lindo mirarlo, encontrás piezas que hacen jugar la imaginación. El cemento pasás una vez y al otro día es invisible”.

ACCIONES EN BUENOS AIRES

Cultura Vallese se destaca por ser un grupo de trabajo autogestionado e independiente, que viaja por todo el país buscando y decidiendo los lugares donde involucrarse y dejar volar la imaginación. “Mucho no laburamos Buenos Aires, más que nada por el tema de permisos, esto es arte público y necesitas logística. (Los espacios) se fueron abriendo a través de las esculturas que hicimos en el municipio de Navarro. Nos llaman de Punta del Indio, que (se llama así) porque los ingleses en los mapas lo tenían como indian point. Es un pueblo hermoso, de 600 habitantes creo, que viven laburado sobre el proteccionismo, es un área declarada como Patrimonio Mundial de Biósfera por la UNESCO. Imaginábamos que nuestra llegada iba a generar cierta conmoción, como invasión, inmediatamente fuimos muy bien recibidos y una escultura que iba a ser de tres metros terminó siendo de nueve y va a estar colocada en una de las dos puntas que tiene Punta Indio, como algo muy emblemático e iconográfico del pueblo. Muchos de los habitantes no sabían que era tierra habitada por los querandíes”, explicó Luis.

Luego agregó sobre la presencia indígena de esa localidad: “Dicen que hay mucha vasijas y cosas así que han ido encontrando, pero nunca se han preguntado de donde salían. Es muy loco, muy lindo porque tiene todas las calles con nombre de caciques y pueblos originarios y por ahí anda mechado Roca, un par, que creo van a sacar. Se ha generado un click instantáneo, mientras lo construíamos se iba cuestionando. A la única radio comunitaria que la escuchan todos, íbamos todos los días, fue un ida y vuelta muy rico. Los propios habitantes, que no nacieron en Punta Indio, son muchos del conurbano que han ido construyendo su vivienda ahí, lo han tomado como propio y defienden el territorio. Esa conciencia ambientalista se está trasladando ahora a toda la cuestión originaria a preservar. Dicen que hay sitios que deberían ser sagrados. Yo creo que van avanzando hacia eso”.

De los futuros proyectos y participaciones, Luis Lofeudo adelantó: “Tenemos varias intervenciones, entre medio de ellas tenemos pensado hacer algo en el museo de La Plata, pidiendo la restitución de los restos. La estamos diseñando, es muy cerrado el lugar, cualquier acción que vos hacés queda minúscula, es muy aislado. Vamos a llevarla adelante en los próximos meses”. Al mencionarle el trabajo del colectivo GUIAS (Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social), con una amplia trayectoria en esa ciudad, manifestó: “Tienen un laburo muy lindo, vi una secuencia fotográfica repudiando al Perito Moreno, como un grande y en verdad fue un tipo que traía mapuches, les sacaba fotos en nombre de la ciencia y los dejaba morir acá”, concluyó el integrante de Vallese.


Agassaganup O Zobá (“La luna los hará arrepentir” en idioma querandí, una de las lenguas originarias del Río de la Plata)
Noticias de la Buenos Aires Indígena, desde el Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Telomián Condié.
Escuchanos los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Información Municipio por Municipio en nuestro blog: agassaganup.wordpress.com
Facebook: Agassaganup O Zobá | Twitter: Agassaganup_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s