“Para la sociedad occidental los restos humanos son patrimonio cultural”

En Agassaganup O Zobá entrevistamos a María de los Ángeles Andolfo, miembro de GUIAS (Grupo de Investigación en Antropología Social), sobre la presentación realizada en el Concejo Deliberante de La Plata, donde se adhirió a la ley nacional que prevé la restitución de restos humanos de comunidades aborígenes, y a su vez se solicitó al Museo de La Plata que cumpla con la legislación que reconoce a los pueblos originarios como sujetos plenos de derecho.  “La tarea es mucha: en el museo sigue habiendo restos humanos y las colecciones siguen agrandándose porque muchos investigadores siguen recuperando restos óseos en distintos lugares del país, dentro de proyectos de investigación”, alertó Andolfo.

Escuchar entrevista:
MP3 at 10.4 mebibytes

IMG_4421

María de los Ángeles repasó parte de ese día tan significativo para el equipo y para tantos hermanos y hermanas que aún aguardan el retorno a su territorio: “La verdad es que fue un hecho importante, en la jornada de ese miércoles (13 de agosto) se presentaron tres proyectos, uno de decreto y dos de ordenanza. El proyecto de decreto era declarar de interés el trabajo de nuestro colectivo GUIAS, que desde el 2006 venimos trabajando con este objetivo principal de la restitución de los restos humanos que se encuentran en museos o instituciones, a sus comunidades de pertenencia. El otro proyecto era una ordenanza y pasó a comisión, es la adhesión a la ley de restitución, la ley nacional 25517 y a su decreto reglamentario que fue sancionado en el 2010, así ya se pone en vigencia”.

Luego la licenciada agregó: “Es importante porque esta ley tiene 3 artículos muy concretos, que hablan de esta puesta a disposición por parte de las instituciones de los restos humanos a las comunidades de pertenencia que los reclaman, el segundo artículo habla de que si no son reclamados no pueden estar exhibidos, sino que tienen que estar guardados en lugares con el debido respeto y consideración que merecen los restos humanos. El tercer punto que es muy importante por su implicancia, habla de que cualquier emprendimiento de carácter científico o de investigación necesita del consentimiento previo de las comunidades, o sea que cualquier tipo de trabajo que se piense llevar a cabo desde estas instituciones, museo, organismos científicos y demás, tienen que tener sí o sí el consentimiento de las comunidades del lugar. Entonces que la provincia haya adherido a esta ley nacional implica un gran avance y es la manera en que se pueda llegar a implementar”.

“La ley es nacional, abarca todo el país, pero cada provincia debe adherir y adaptarla a su propia legislación provincial. Creo que hay cinco provincias que han adherido, hay algunas que son un poco más reacias, eso tiene que ver con la magnitud de lo que se considera el patrimonio cultural que poseen, porque parece que para la sociedad occidental tanto los restos humanos como todos los objetos culturales son parte del “patrimonio cultural”, y hay una resistencia a deshacerse de eso. Sin embargo, también ha habido casos, en Río Negro por ejemplo, que realizó una restitución sin haber adherido todavía a la ley. Está el marco jurídico, el marco legal y después por otro lado está (o debe estar) la voluntad tanto política como de las instituciones y de los distintos actores para que se lleve adelante el proceso de restitución. Intervienen muchos actores, las comunidades, los funcionarios, las instituciones, el organismo a nivel nacional que es el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas. Es una lucha que hay que dar para que esto sea realmente concreto en todo el país”, señaló María de los Ángeles.

Sobre la repercusión que ha tenido la novedad entre las comunidades que acompañan la lucha de GUIAS, María de los Ángeles contó: “Nuestras publicaciones las hemos difundido por todo el país y nos llegan muchos pedidos de asesoramiento, de acompañamiento, para realizar estos pedidos. Hemos tenido contacto con muchos hermanos y referentes de las distintas comunidades a lo largo de todo el país. El miércoles en el Concejo Deliberante estaba Rogelio, un cacique qom, y estaba también María de una comunidad kolla. A ellos también les parece muy importante. Hay toda una cuestión que tiene que ver con cómo la antropología ha visto siempre a los pueblos originarios, entonces estos son pasos o son la muestra que de que desde la antropología u otro tipo de conocimiento también se puede trabajar en ese sentido, que vaya a favor de los derechos de las personas y de considerarnos todos sujetos de derecho”.

“Muchas veces la relación de los antropólogos con las comunidades pasaba simplemente por ser objeto de estudio y servir a los fines del conocimiento científico visto desde un solo lugar. Yo creo que en la medida de que también esto tome difusión y cada vez sean más los hermanos de las comunidades, de los pueblos, que vayan conociendo este tipo de trabajo, ayuda para que ellos puedan hacer sus reclamos y puedan hacer estos pedidos, tanto al Museo de la Plata como a las distintas instituciones”, señaló la licenciada miembro del grupo GUIAS sobre el rol de los profesionales.

LA OSCURIDAD DEL MUSEO

Renombrados caciques de nuestra historia junto a sus familias han tristemente transitado los fríos y lúgubres pasillos del Museo de Ciencias Naturales de la Ciudad de La Plata: “(Fueron) prisioneros de guerra que después se transforman en prisioneros de la ciencia, porque el cacique Inacayal y su primo el cacique Foyel con sus familiares, viven y la mayoría de ellos mueren también ahí, en circunstancias que en muchos casos aún hoy no son conocidas. Desde el 2006, fue una cuestión de comenzar a difundir el tema, y una presión de toda la sociedad hacia el propio museo”, relató María.

“Había mucha gente que se resistía diciendo: los visitantes quieren ver momias, quieren ver esqueletos. Sin embargo para contrarrestar eso y para demostrar que no es así, que cuando la gente está informada obviamente toma la postura y defiende que esos restos humanos no pueden estar exhibidos, precisamente la presión de la gente llegó a que, antes de que se aprobara por el Consejo Académico de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo el retiro de exhibición, se hiciera efectivamente esto y se sacara hasta el resto de un joven que había muerto a los 22 o 23 (años) y que hasta 2006 seguía expuesto en las vitrinas. Se había dicho que era el cuerpo de un docente, que había sido donado al museo, pero en realidad pertenecía a la comunidad yámana de Tierra del Fuego y estaba exhibido ahí mostrando el esqueleto humano”, manifestó la licenciada.

Andolfo repasó el trabajo aún pendiente, que probablemente sea más fácil de emprender gracias a la adhesión del Concejo: “La tarea es mucha: en el museo sigue habiendo restos humanos y las colecciones siguen agrandándose porque muchos investigadores siguen trabajando y recuperando restos óseos en distintos lugares del país, dentro de proyectos de investigación, y (los) traen al museo. En algunos casos en provincias donde ya han adherido a la ley, hay una cuestión un poco más ajustada con los tiempos en los que se puede tener el material o no, pero muchas veces falta todavía el consentimiento de las comunidades. El tema es muy amplio y con muchas variables, pero hay que seguir trabajando, hay que seguir en la lucha. Un reconocimiento como éste por parte del Concejo Deliberante de la Ciudad de La Plata, realmente es como un impulso en ese sentido. También para las instituciones, tienen que empezar a trabajar en el sentido de facilitar la restitución”.

Por último, María de los Ángeles, hizo mención del proyecto para colocar una placa recordatoria en el Palacio Municipal reivindicando los pueblos preexistentes a la invasión europea: “Esta placa, cuando nombra a los pueblos originarios en realidad habla de la defensa contra el indio, es para recordar a los hijos de este Partido que lucharon tanto en guerras nacionales contra el extranjero, en luchas internas y contra el indio. Creo que el espíritu de dejar esta placa anterior y poner esta nueva, es toda una nueva visión acerca de esta conformación y de esta identidad cultural de la provincia, porque es una identidad pluricultural donde estamos hablando de muchos grupos, de muchas comunidades y que eso es una cuestión actual, entonces realmente es un reconocimiento a todas estas comunidades y una reconfiguración de lo que es la identidad de la provincia, que también esto pasa a nivel de todo nuestro país, en algunas provincias es mucho más fuerte la aceptación de esta realidad, pero es así”.


Agassaganup O Zobá (“La luna los hará arrepentir” en idioma querandí, una de las lenguas originarias del Río de la Plata)
Noticias de la Buenos Aires Indígena, desde el Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Telomián Condié.
Escuchanos los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Información Municipio por Municipio en nuestro blog: agassaganup.wordpress.com
Facebook: Agassaganup O Zobá | Twitter: Agassaganup_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s