“Para los dispersos migrantes forzosos no existe ningún presupuesto”

La falta de políticas públicas para los indígenas que viven lejos de sus territorios de origen, fue una de las definiciones centrales que nos dejó la entrevista con el cacique Gumersindo Segundo, de la comunidad avá guaraní Iwi Imemby, localizada en el Paraje El Peligro del Gran La Plata. “Nuestra historia yo creo que es similar a la mayoría de las comunidades originarias que se encuentran dispersas”, declaró en Agassagaup O Zobá.

Escuchar entrevista: MP3 at 8.8 mebibytes

Helen Zout / ANDAR

Foto: Helen Zout / ANDAR

Las familias avá guaraní afincadas a 30 kilómetros de la capital bonaerense, migraron desde la provincia de Salta, más precisamente del departamento Orán, donde la poderosa Seaboard Corporation (dueña del Ingenio Tabacal) los desalojó hace una década de la comunidad de Río Blanco Banda Sur. En el paraje El Peligro, a 1700 kilómetros de la provincia norteña, alquilan unas pocas hectáreas donde trabajan la tierra. Lo que producen es su fuente de ingreso para vivir diariamente.

“Desde ya agradezco el espacio en su emisora y poder relatar el drama en la cual nosotros como pueblo preexistente, como descendientes de los pueblos originarios, seguimos viviendo”, comenzó Gumersindo Segundo, cacique de la comunidad. “Nuestra historia nunca se ha tenido en cuenta, siempre se ha ocultado nuestra verdadera realidad como pueblos y naciones originarias”, agregó el líder comunitario, quien se refirió a la conquista de América a partir de 1492 y a la segunda conquista por parte del Estado argentino desde 1800 en adelante. “La sociedad conoce a medias o no conoce nada, tenemos la responsabilidad los que estamos presentes de poder transmitirles nuestra historia para que conozcan nuestras futuras generaciones”.

Con respecto al emprendimiento que desarrollan en el paraje El Peligro, Gumersindo explicó: “Nosotros los pueblos ava guaraní, nuestra verdadera identidad es la agricultura, vivimos arraigados con la madre tierra, es nuestro destino por eso es nuestra identidad y también forma parte de nuestra cultura”.

Sobre cómo llegaron al Gran Buenos Aires, el cacique avá guaraní expresó: “Nuestra historia yo creo que es similar a la mayoría de las comunidades originarias que se encuentran dispersas, lejos de su tierra natal, en donde no por voluntad propia sino por una migración forzosa, involuntaria, nos encontramos residiendo en este lugar de La Plata. Lamentablemente  hemos iniciado un éxodo involuntario buscando poder seguir sobreviviendo como pueblo y tratar de seguir manteniendo nuestras raíces como pueblos prehispánicos”.

“Es triste, existe la Constitución Nacional artículo 75, el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, la Organización Interamericana de Derechos Humanos, que reconocen a los pueblos preexistentes y reconocen la entrega de tierras aptas y suficientes para el desarrollo humano. Esas leyes para nosotros hoy en día no son aplicables, esta es la razón por la cual iniciamos el éxodo forzoso a distintos puntos de nuestro país”.

SIN RECONOCIMIENTO EN BUENOS AIRES

La comunidad Iwi Imemby se organizó en el nuevo espacio hace muy pocos años. A pesar de haber cumplido con todos los pasos, el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas les niega el reconocimiento de su personería jurídica. Gumersindo advierte: “Quisiéramos que la respuesta del INAI no sea bajo presión, pero nos llevan a tomar decisiones que nosotros no queremos”. Y detalla: “Hace más de dos años que iniciamos el trámite de la personería jurídica donde se nos reconoce como pueblo preexistente, como comunidad, y hasta hoy muy pocas son las respuestas que nos han dado. Lamentablemente nos obligan a tratar de transgredir esas leyes que a nosotros deberían protegernos o debieran darnos seguridad como seres humanos, pero no es así, razón por la cual muchas veces salimos a marchar o a tomar tierras, o manifestarnos en la ruta. Para nosotros no es bueno pero no nos queda otra alternativa que tomar esa herramienta para hacernos escuchar y hacernos ver”.

Gumersindo relató en Agassaganup O Zobá las distintas instancias oficiales a los que han acudido, hasta ahora sin resultado: “Hemos hecho varios contactos, por ejemplo con la secretaria privada de gobierno, mandamos un petitorio a la presidenta,  organismos de derechos humanos, hemos contactado con la Municipalidad, no hay ninguna respuesta favorable, todos son compromisos. Lamentablemente a cada oficina que vamos siempre nos dan una respuesta de que dinero no tiene para solucionar los problemas para nosotros”.

“En el INAI y en todas las oficinas nos dicen de que el presupuesto que ellos manejan es solamente para relevamientos territoriales.  Para los dispersos que somos nosotros, migrantes forzosos, no existe ningún presupuesto, entonces es insolucionable nuestro problema”, expresó con lucidez este líder originario.

Las difíciles situaciones que les toca vivir a los indígenas en las inmediaciones de los grandes núcleos urbanos, parecen no estar contempladas por las autoridades. Gumersindo relató: “Nosotros hoy en día estamos alquilando tierras y lamentablemente hace 4 meses, el 2 de diciembre, sufrimos un desastre climático donde perdimos gran parte de los invernáculos, primero por el viento, luego vino dos semanas de lluvia donde se inundó todo nuestro campo,  por el corte de luz de dos semanas se secaron todas las plantas y hasta ahora no hay ni siquiera una emergencia declarada a nuestro favor”.

“A nosotros nos duele el alma y es una injusticia grande que seguimos sufriendo, creo que la esclavitud para nuestro pueblo aún no ha desaparecido, persiste bajo diferentes formas y lo vivimos en carne propia en nuestro mundo real en la cual vivimos, no se lo puede ocultar”, agregó el cacique de Iwi Imemby.

A pesar de muchas promesas, ninguna se ha cumplido y “hoy en día seguimos lo mismo o peor, porque algunos de nosotros ya hemos abandonado la finca porque ya no podemos sostener el alquiler, los insumos los pagamos en precio dólar, toda una situación económica adversa para nosotros, solamente somos víctimas del progreso”

“Hoy reclamamos de acuerdo a nuestro derecho constitucional la entrega de tierras aptas y suficientes para el desarrollo humano cosa, no hemos tenido ninguna clase de respuestas”, dice Gumersindo, y traza un panorama poco esperanzador para las futuras generaciones si el abandono estatal continúa: “Nuestras criaturas van a tener que seguir iniciando un éxodo para seguir existiendo y ahí enfrentar una nueva forma de vida como siempre lo hacemos”.


Agassaganup O Zobá (“La luna los hará arrepentir” en idioma querandí, una de las lenguas originarias del Río de la Plata)
Noticias de la Buenos Aires Indígena, desde el Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Telomián Condié.
Escuchanos los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Información Municipio por Municipio en nuestro blog: agassaganup.wordpress.com
Facebook: Agassaganup O Zobá | Twitter: Agassaganup_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s