“Años y décadas pasadas no contábamos con el apoyo de los gobiernos ni de la sociedad”

Domingo Catriel, miembro de la comunidad Cacique de Las Pampas Cipriano Catriel, de la ciudad de Azul, relató en Agassaganup O Zobá el reclamo que realiza junto a sus hermanos y hermanas por el reconocimiento de sus tierras ancestrales, usurpadas por Alcides Echagüe, implicado en la última dictadura militar. Desde hace casi una década, esperan por la entrega de la personería jurídica: “Recién hoy en día estamos contando con el apoyo del gobierno municipal y por sobre todo el gobierno provincial”. Hace algunas semanas, se reunieron en Azul con el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, quien se comprometió a colaborar en la resolución del conflicto: “Le agradecemos su comprensión. Pedimos eso, la comprensión y el apoyo por parte de la sociedad”.

Escuchar entrevista: MP3 at 8.6 mebibytes

catriel

Domingo manifestó al iniciar la charla: “Ante todo, en nombre de la comunidad pampa, la cual es presidida por mi mamá, Marta Catriel, agradecerles por este espacio que nos están brindando y darles a conocer a toda la sociedad, toda la población, que la comunidad pampa está presente y cuáles son los orígenes de estas tierras. Venimos trabajando con el solo fin de tener un reconocimiento cultural (por parte) de los diferentes entes políticos, comisiones y sociedades no gubernamentales, con el fin de ir progresando”.

Esta comunidad, de 1500 habitantes, realiza como tantas otras, un fuerte reclamo por su reconocimiento a través de la personería jurídica, solicitada hace casi una década y también piden la devolución de las tierras usurpadas: “Todo nace en manos de mi abuela ya fallecida, Matilda Catriel, a principios de 1980. Después del gobierno de facto, ella comenzó con una lucha ardua, prodigiosa y continua, y en el ‘90 se acopló mi madre Marta Catriel. Así continuaron en todo lo que es centro de la provincia, Azul, Las Flores, Tandil y otros partidos vecinos. Recién en el 2005 se inició la tramitación con el fin de obtener la personería jurídica y ya estamos casi a 10 años de haber iniciado la tramitación. Hoy en día no la tenemos”.

Sobre el motivo por el cual se da esta demora en la entrega de la personería, Domingo explicó: “Recién hoy en día estamos contando con el apoyo del gobierno municipal y por sobre todo el gobierno provincial, años pasados y décadas pasadas no contábamos con el apoyo de los gobiernos, de la sociedad. Yo recuerdo perfectamente, tengo 31 años, toda mi primaria y mi secundaria la realicé en Azul, la discriminación que había hacia los originarios y más a uno lo crucificaban cuando daba a conocer su apellido. Por el simple hecho de tener rasgos aborígenes, a uno se lo marcaba. Yo migré hace diez años a Buenos Aires, hay una ignorancia muy elevada dentro de la comunidad, pedimos que al reconocer como comunidad también nos brinde educación, fuente de trabajo”.

El tiempo de lucha continuó, y así lo explicaba Domingo Catriel: “Llegado el 2000, la sociedad fue tomando conciencia de la importancia que es la cultura pampa, la cultura del aborigen acá en la Argentina, porque no deja de ser una sociedad multicultural, no hay una cultura totalmente definida. Recién ahí comenzó a tomar protagonismo”

Luego agregó: “La realidad fundamental del porqué no obtuvimos todavía la personería, es porque en el año 2009 y 2010, cuando vino gente de Nación a auditar y a establecer una asamblea, hubo un entrecruce de palabras entre miembros de la comunidad, por la incertidumbre que les creaba en ese momento el gobierno que estaba en Azul. A raíz de ese conflicto interno, hasta tanto no subsanen la problemática interna, no les vamos a dar la personería (les dijeron). La verdad que hoy en día la comunidad está plenamente integrada, cada uno tiene sus diferentes roles. En nuestra comunidad se respeta muchísimo a los mayores y a aquellos que tienen más pureza en la sangre que uno, que es descendiente y mezcla con la sangre criolla”.

“Lo único que estamos haciendo es esperar, y le rogamos a ustedes y a la sociedad a que nos ayuden a que tomen cartas en el asunto, que el Instituto venga nuevamente a auditar, porque es lo unico que esta faltando y que nos den de una vez por todas la personería, que está tramitada”, pedía con énfasis este hermano mapuche, quien se ha puesto la lucha al hombro para lograr el reconocimiento que desde hace tanto tiempo ansían tener.

Más allá de esta herramienta legal para poder llevar a cabo otro tipo de reclamos y tener una mayor visibilidad en los diversos ámbitos, la comunidad Cacique Catriel de Azul busca trabajar para dar a conocer su ancestralidad: “Fundamentalmente, la difusión cultural, que la sociedad, los chicos, tomen conciencia de cuál era el origen de sus abuelos, de sus antepasados y poder establecer un espacio físico en común para la gente de la comunidad. Mi madre Marta Catriel en las escuelas de Azul concurre a los actos, va y da charla a los chicos que están cursando el nivel primario, el secundario”.

Todo esto permitiría que las y los estudiantes “no tengan una historia irreal, falsa, mentirosa, que refiere a que vinieron los colonizadores, que todo fue color de rosa, que los originarios eran los agresivos cuando la realidad de los hechos es otra, hubo una matanza un genocidio gigante, donde no es que murieron 300, 400, 500 personas, murieron más de 10 mil personas. Estamos hablando de una población que abarcaba desde lo que es el centro de la provincia hasta el sur, hasta la Patagonia. Esa era la dimensión territorial de la Dinastía Catriel, dentro había varios caciques y todo nace a raíz de Juan Catriel, que fue el cacique general y padre de Cipriano Catriel, abuelo nuestro”.

En la actualidad, la comunidad no tiene un punto de encuentro concreto: “Hoy en día nos juntamos en la casa de Marta o de otro integrante de la comunidad, no tenemos un espacio físico en común donde podamos hacer las asambleas, debatir, pelear por la reivindicación de las tierras. Somos testigos que las tierras de la Patagonia, del centro de la provincia, están pobladas por personas extranjeras que no tienen nada que ver con la cultura nuestra, y sin embargo son los grandes terratenientes que hacen y deshacen a su criterio”.

Actualmente, el territorio que pertenece a la comunidad de la cual Domingo forma parte, está en manos de Alcides Echagüe, un nefasto protagonista de la última dictadura militar, quien ha vendido a lo largo de los años, gran parte de las hectáreas: “Sabemos que la tierra es una explotación terrible, con ganadería, con agricultura, porque se comercializa, se la vende. El señor Echagüe fue denunciado por la comunidad, y a raíz de esto hay una causa penal y civil. Se apoderaba ilegítimamente de parcelas de tierra. No hablamos de 2 o 3 lotes, sino de 15, 20 o 30 manzanas. Se las vendía a particulares, a vecinos de Azul, por un costo muy bajo, en pesos argentinos”, manifestó con displicencia Catriel.

“Todo esto llegó a oídos de la comunidad. La gente fue y le dijo: en estas tierras no se edifica mas, no se comercializan, porque estas tierras no tienen escritura, estas tierras son nuestras. No venimos a sacártela, te venimos a decir que acá no tenés que hacer nada. Hubo una agresión por parte de ellos, se inició una causa penal y la justicia medianamente va avanzando con el proceso. Echagüe había conformado una asociación ilícita con la mujer, comercializaban estas tierras, tenían una inmobiliaria, un nexo directo con alguien del municipio que le daba a conocer las parcelas fiscales, sin ocupar, sin escritura”, explicó el hermano mapuche.

“La herramienta fundamental es la personería, estamos muy cerca de obtenerla, estuvimos con personas del estado y gubernamental, recibimos el apoyo de ellos. Una de las personas que tuvo la delicadeza de ir a Azul y estar en la casa de Marta, el vicegobernador Gabriel Mariotto, a quien le agradecemos su comprensión. Pedimos eso, la comprensión y el apoyo por parte de la sociedad”, concluía Domingo, con la esperanza encendida en la voz.


Agassaganup O Zobá (“La luna los hará arrepentir” en idioma querandí, una de las lenguas originarias del Río de la Plata)
Noticias de la Buenos Aires Indígena, desde el Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Telomián Condié.
Escuchanos los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Información Municipio por Municipio en nuestro blog: agassaganup.wordpress.com
Facebook: Agassaganup O Zobá | Twitter: Agassaganup_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s