“Queremos formar una política indígena grande en la Ciudad de Buenos Aires”

Betty Sarapura es puro dolor por la decisión del Gobierno porteño de quitar el Monumento de los Andes también conocido como el del “Malón de la Paz”. Su padre fue uno de los integrantes de aquella gesta de 1946. “Hace falta organizarse, ahora más que nunca”, dice en esta entrevista con Agassaganup O Zobá, y habla de la presencia originaria en la Capital de la Argentina.

381724_10150441684953786_1178997891_n.jpgxx

Betty (en el medio) en tiempos mas alegres, festejando la finalización de estudios de la abogada kolla Carmen Burgos.

Escuchar entrevista: 
1º Parte – 1.6 MB
2º Parte – 737 KB
3º Parte – 1.3 MB
4º Parte 1 MB

El jueves 25 de abril por la tarde se realizó una ceremonia de desagravio con el Monumento que estaba ubicado en el Parque Los Andes, frente al cementerio de Chacarita. En una gran ronda más de 100 personas, una de las personas que destacaba era Betty Sarapura, con mucho dolor por lo sucedido.

“Pertenezco al pueblo kolla Tinkunaku de Orán y soy una hija de los luchadores del Malón de la Paz, hace poco sacaron un libro del tema de la lucha de los maloneros”, se presenta Betty, de 61 años y vecina de la ciudad de Buenos Aires.

“Estoy muy dolida porque es un atropello más que nos hacen. este monumento representaba a todos los pueblos indígenas, a todos, de punta a punta”. “Acá no hay ‘vos sos peruano, vos sos boliviano’, acá somos todos iguales, somos de la tierra”, explica.

“El gobierno tendría que haber convocado a todos los hermanos para dar una explicación, pero no hay nada hasta ahora”, vuelve a remarcar. “Necesitamos que Macri nos de una explicación. Y si no vamos a seguir, va a ser peor porque vamos a convocar a más gente. A él no le va a gustar, o capaz que sí, viste, a él no le importa nada, él tiene donde dormir y comer bien”, manifiesta.

El último 19 de abril, Día del Indio Americano en todo el continente desde 1940, el gobierno porteño retiró de forma inconsulta el Monumento de los Andes(así es el nombre que le dio su escultor Luis Perlotti). Una grúa de la municipalidad literalmente arrancó la obra, el mismo día que desde hace décadas las comunidades urbanas eligen para convocarse allí. La obra fue colocada en 1941 y, según cuenta el investigador Marcelo Valko – autor de Los Indios Invisibles del Malón de la Paz -, en 1946 los maloneros le colocaron una placa recordando que allí habían estado ellos. De a poco se fue haciendo conocido como el “Monumento al Malón de la Paz”.

Para Betty el monumento es “como una contención, yo no lo tengo a mi papá, él era un luchador que vino a caballo en el ’46 y la energía estaba acá, y está todavía acá”.

“A todos los hermanos nos ha caído muy mal, el 19 de abril yo no vine porque estaba en un foro pero me llaman por teléfono (para contarme), era llorar, y al verme que yo lloraba, lloraban todas las hermanas”, describe.

“Nosotros hemos perdido muchos hermanos en la lucha, mi papá me cuenta que han muertos muchos ancianos, muchos chicos en el camino hasta que llegaron a Buenos Aires. Y de acá los han exportado. Y ahora esto, no sé como explicarte”, expresa con lágrimas en los ojos.

“Yo vine hoy porque se autoconvocó, pero es una cosa que estoy mal, físicamente, moralmente, estoy mal, me entiende… Yo tengo mis hijos, mis nietos venían acá, qué les digo ahora a mi nieto, llamo a Tartagal para decirle mirá el Monumento no está, donde íbamos a hacer el homenaje a tu bisabuelo”, agrega.

“Nos han hecho un daño moral a todos los que tenemos padres que lucharon por nuestros derechos, por nuestras tierras. Nuestra comunidad está a 90 kilómetros de Orán y lo hacíamos a caballo, dos día para llegar a nuestra casa, y ellos de ahí se vinieron a Buenos Aires a caballo, imaginate cómo no voy a estar dolida con esto”.

La respuesta del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de Daniel Santilli fue que el Departamento de Monumentos y Obras de Arte (MOA) retiró el monumento para su restauración y que el día elegido fue una triste coincidencia.

La explicación, claro, no conformó a nadie: “Dicen que lo han sacado para hacer un arreglo, para ponerlo en mejores condiciones, pero no tenía nada el Monumento, el arreglo lo podían haber hecho ahí. Además, no nos consultaron ni tampoco al Parque porque acá hay una asociación civil”, remarca Betty.

El Parque Los Andes, situado en el barrio de Chacarita, fue declarado por la Legislatura porteña como sitio de interés de los pueblos originarios, por medio de la Declaración 392/2007.

Betty cuenta que la idea que ronda desde hace un tiempo es tener más presencia en este parque, porque no hay muchos espacios públicos que visibilicen la existencia indígena. Resalta la experiencia de “Parque Avellaneda que es más de los hermanos de Bolivia y está más organizado, serían un ejemplo a seguir ellos”.

“Ya habíamos dicho en una vuelta hacer artesanías los días domingos, tener música, baile, comidas, para decir acá estamos”, y ahí es responsabilidad del Gobierno de acompañar y colaborar “prestando la luz, prestando los stands, así no nos traemos la sillita porque no tenemos movilidad”, aunque “uno se acostumbre a estar con el carro, con la mochila puesta”.

“FORMAR UNA POLÍTICA INDÍGENA GRANDE” 

La remoción de un monumento reivindicado por las comunidades en una de las fechas importantes del “calendario” de las organizaciones originarias, habla mucho acerca de la distancia que existe entre los derechos indígenas y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Aún ningún gobierno local implementó un área para resolver y dialogar con las demandas originarias, como sí tienen la Provincia de Buenos Aires y los municipios de Glew y Quilmes, además de todas las jurisdicciones provinciales del país.

No es que haya pocos integrantes de pueblos aborígenes en la Ciudad de Buenos Aires. El presidente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, Daniel Fernández, dijo este año a la televisión pública que hay 50 mil indígenas que son vecinos del distrito porteño.

“No hay nada en la ciudad de Buenos Aires pero acá queremos formar algo, queremos formar una política indígena grande, ahora más que nunca”, diceBetty.

Para Betty este último agravio estatal tiene que ser un empujón. “Nosotros estábamos medio sueltos, nos reuníamos los 19 de abril, 1 de agosto, un día que yo no tenía mucho trabajo venía y me sentaba a hablar con él, con los espíritus, después me iba tranquila a mi casa”.

“Tengo 61 años, ¿a vos te parece que tengo que estar llorando? Nos hicieron mierda en los cerros, mataron gente, tiraron gente al río, ¿qué más nos pueden hacer?, nos saquean todo, ¿qué más quieren? El Gobierno con la reforma del código civil, ¿cómo quedamos en nuestras comunidades? Quedamos sin nada, hermano. Si no tenés las escrituras quedás sin nada”.

“Nosotros nos tenemos que ahora organizar más, de un punto a la otra, porque acá hay muchos hermanos, tanto de Bolivia, tanto de Perú, tanto de Salta, Jujuy, Catamarca, Tucumán, hay de todos lados, entonces tenemos que organizarnos, porque si no nos organizamos ahora que estamos varios, no sé”.

Por su parte Betty cuenta: “En la comunidad mía en Buenos Aires somos 200 familias y más tambien. De Orán adentro”. Uno de los problemas es la falta de vivienda propia. “Si Macri quiere reparar daños, que nos de un techo para vivir, yo pago un alquiler”.


Agassaganup O Zobá (La luna los hará arrepentir)
Los lunes de 21 a 22 hs, por FM Fribuay 90.7 o en http://www.fmfribuay.org.ar
Programa de pueblos originarios, producido en el Partido de La Matanza, territorio ancestral del Cacique Querandí Telomián Condié.
Facebook: Agassaganup O Zobá
Twitter: Agassaganup_
Blog: agassaganup.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s